Cádiz 2012. Bicentenario de la Consitución de 1812
BUSCADOR

AMBIENTE EN LA CALLE

«Vámonos ya, que estos señores se querrán acostar»

La última y principal jornada de la Cumbre fue la más molesta en cuanto a tráfico pero se vivió por TV, a puerta cerrada y apenas sin peatones

18/11/2012 17:33 | José Landi
0 comentarios | Comparte esta noticia »
«Vámonos ya, que estos señores se querrán acostar»
Los señores se retiran a sus aposentos. Sus señorías cogen la carretera y dejan la manta. Cada uno a su casa. Casi todos, porque Dilma se queda por España unos días. Pero se acabó. Sólo faltó que algún presidente sacara la cabeza por la ventanilla del cochazo tintado y entonara uno de remates clásicos de las antiguas visitas en casa cuando ya se levantaban, bien el redundante y brusco «ea, pues nosotros ya nos vamos», bien aquella versión más solidaria con los anfitriones «pues nos vamos a ir, que ustedes se querrán acostar».
La Cumbre Iberoamericana de Cádiz ya es historia, stricto sensu. El momento de mayor protagonismo político, público, internacional, institucional y mediático que la ciudad haya tenido nunca (porque en 1812 había bastantes emisoras de televisión menos que ahora) ha pasado. Apenas 36 horas de actividad intensa, con un bloqueo de vías de comunicación notable, con una seguridad que pudo parecer asfixiante y con un prólogo de cuatro días en los que esas molestias estaban algo más diluidas.
Ayer fue el día de más incomodidad para conducir pero, al ser festivo, el de menos vehículos en las calles. Llegar al centro desde Extramuros fue un deporte de riesgo (de atasco y corte por el paso de comitivas) entre el amanecer y el atardecer. Para los peatones, sólo el entorno del Palacio de Congresos tenía limitaciones.
Con todos entrenados, a sabiendas ya de que las quejas podían quedar antiguas y ridículas por la brevedad del evento, los gaditanos adelantaron el debate ciudadano de las conclusiones. «Es que nos han dejado al margen», decía Inmaculada en San Francisco, con la asamblea de fondo, en una pantalla. Los gaditanos, más allá de las ya mil veces mentadas dificultades de tráfico, vivieron la Cumbre de Cádiz como si fuera en Guayaquil, como un fondo televisivo. Todas son así, es un evento político, cerrado, impopular. El que pensara en algún tipo de fiesta, sencillamente estaba equivocado, mal informado.
«Yo he escuchado a gente quejarse de no poder tomar parte de algo que es histórico y único en la ciudad. Y su razón llevaban», asegura la pareja de Inma. A los más enfadados les han explicado algo mal, les han informado escasamente. La Cumbre vivida siempre estuvo prevista como lo que ha sido.
«También hay un agravio. La señora que lleva dos años con un socavón en la puerta de su casa, ha visto como la Plaza de Sevilla la han reformado, asfaltado, retranqueado, limpiado y pulido en cuestión de días. Y está enfadada. La chica a la que han dado un tirón en una calle y ahora ve Policía por todas partes también está enfadada. Los que saben las fatiguitas que pasan en los comedores sociales todos los días y ven cómo se habilita un comedor tela de fashion donde el mejor restaurante de la ciudad le da de comer a docenas de personas por la patilla, también están enfadados», suelta Enrique, con el codo apoyado cerca del café.
Más allá de la influencia, de la repercusión, del protagonismo indiscutible de la ciudad hay otro debate soterrado, el del momento y la oportunidad, el de la exhibición y el monumental enfado de la gente contra todo lo que tenga un simple lunar político, institucional, oficial. Todo parece derroche, todo suena a por qué ellos sí y yo no. Por qué las obras ahora. Cuánto cuesta tanto coche y tanto policía. Se comparta o no, conviene saberlo. Es de lo que se habla. 
Mientras, entre atascos y paseos por el Cádiz tranquilo, sólo quedaban dos preguntas: ¿Cuándo acaba todo esto? y ¿No has visto muy mal al Rey? 
La respuesta a la primera ya es pasado. Se acabó. Ya se han ido. Correa, ayer por la tarde, por ejemplo, estaba en Murcia. La contestación a la segunda solía ser, mayoritariamente, afirmativa.
Opina

Aprovecha las ventajas de ser un usuario registrado y Regístrate Para realizar un comentario con tu perfil, primero debes identificarte: Login. También puedes escribir un comentario sin tener perfil:

* campos obligatorios

Listado de Comentarios
La Voz Digital

RSS

© LVCD S.L.U.
Glorieta de la Zona Franca s/n. Edificio Glorieta, 11011 Cádiz
Tlf_956240900 - Fax_956253216 C.I.F.: 72000888

Reservados todos los derechos. Queda prohibida la reproducción, distribución, comunicación pública y utilización, total o parcial, de los contenidos de esta web, en cualquier forma o modalidad, sin previa, expresa y escrita autorización, incluyendo, en particular, su mera reproducción y/o puesta a disposición como resúmenes, reseñas o revistas de prensa con fines comerciales o directa o indirectamente lucrativos, a la que se manifiesta oposición expresa.

Contactar | Mapa Web | Aviso legal | Política de privacidad

OTRAS WEBS DE INTERÉS